El rol vital de los conservadores de alimentos en la actualidad

 En blog

La búsqueda de la conservación de los alimentos tiene su origen en las primeras civilizaciones humanas, donde se producían más alimentos de los que se consumían, pero en la actualidad los papeles están a la inversa, cada vez son más los lugares en donde escasea la comida por el rápido crecimiento de la población. Por ello, el uso de conservadores de alimentos tiene un rol tan vital, permitiendo que los alimentos tengan un mayor tiempo para su consumo y se evite el desperdicio de las toneladas de alimentos que terminan en la basura cada año.

Los conservadores previenen el deterioro de los alimentos al evitar la formación de moho, levaduras, bacterias y su descomposición natural. Además, evitan la generación de microorganismos que pueden ser potencialmente mortales o provocar intoxicación alimentaria. Su uso reduce los costos de los alimentos, alarga su vida útil y reduce el desperdicio.

Anteriormente se utilizaban productos como la sal, el azúcar y el vinagre como conservadores naturales, pero sólo eran efectivos en ciertos alimentos y por periodos cortos. Hoy en día se agregan aditivos químicos con el propósito no sólo de evitar la descomposición y el crecimiento microbiano, también para prevenir daños por la oxidación de los alimentos, la ranciedad común en las grasas, los cambios de aroma y otros cambios indeseables en los alimentos.

A pesar de que muchos de los conservadores se producen naturalmente, por lo general se utilizan versiones sintéticas, que son más rápidas y económicas de obtener, lo que reduce el costo de su aplicación. Los conservadores artificiales se dividen en tres grupos principales: los agentes microbianos, los antioxidantes y los agentes quelantes.

Los agentes microbianos tienen el objetivo de destruir o inhibir el crecimiento de bacterias y hongos, como el moho, en los alimentos. Entre estos se pueden encontrar los benzoatos, que son sales del ácido benzoico, los sorbates, combinaciones del ácido sórbico y sus tres sales minerales: sorbato de potasio, sorbato de calcio y sorbato de sodio, los propionatos, sales del ácido propiónico y los nitritos, sales del ácido nitroso.

Los antioxidantes inhiben la oxidación de los alimentos, aunque no la evitan por completo; los más comunes son los sulfitos, un grupo de compuestos que contienen azufres cargados que capturan el oxígeno y evitan los daños a los alimentos; la vitamina E o tocoferol, que es liposoluble; la vitamina C o ácido ascórbico, soluble en agua; el butilhidroxianisol (BHA), un sólido ceroso que se usa para conservar la mantequilla, la manteca, las carnes y otros alimentos; y el hidroxitolueno butilado (BHT), similar al anterior, pero en forma de polvo.

Por último, los agentes quelantes encargados de unir iones metálicos y que en ciertos alimentos previenen la oxidación. Los tres más comunes son el ácido etilendiaminotetraacético (EDTA) disódico, que se utiliza en el procesamiento de alimentos para unir iones de manganeso, cobalto, hierro o cobre; los polifosfatos utilizados y lavados para frutas y verduras peladas; y el ácido cítrico, que se encuentra naturalmente en los cítricos.

Todos los conservadores de alimentos por normativas internacionales deben colocarse en la lista de ingredientes utilizando sus nombres comunes. Si no cuentan con un nombre común, se puede colocar las formas sintéticas. Esto es supervisado por autoridades reguladoras en cada país, en el caso de México es la COFEPRIS, que establece cuáles son los conservadores permitidos, cuales sólo pueden usarse en cantidades limitadas y cuáles están prohibidos.

A pesar de las grandes controversias de los últimos años, los conservadores son generalmente reconocidos como seguros, o que en cantidades permitidas no producen afección alguna en los consumidores, aunque si se consumen en exceso, como todos los productos naturales o artificiales, pueden ser nocivos para la salud.

Los conservadores de alimentos que sólo pueden ser consumidos en bajas cantidades son el nitrato de sodio utilizado en las carnes, en especial en las carnes procesadas y los embutidos. El benzoato de sodio que en algunas personas pueden causar reacciones adversas, pero en general es muy seguro. El BHA que en grandes cantidades es considerado como carcinógeno humano, pero consumidos en mínimas cantidades tienen muchas ventajas sobre los alimentos.

Si se sigue una dieta repleta de alimentos procesado se pueden estar consumiendo conservadores en exceso, tanto aditivos químicos, como naturales, como la sal y la azúcar, por lo que se deben limitar estos tipos de alimentos y balancearlos con otros productos, puesto que los conservadores dentro del contexto de una dieta saludable ayudan a salvaguardar los alimentos y proteger su salud.

La eliminación de los conservadores en los alimentos comprometería significativamente su seguridad, aumentando el índice de enfermedades por bacterias y microorganismos. Además, que la cantidad de alimentos que se desperdiciaría al año se duplicaría, generando una posible escases de alimentos. A pesar de que se están desarrollando nuevas tecnologías para reemplazar a los conservadores alimenticios, siguen teniendo un papel fundamental en la industria alimenticia, por ser la forma más eficiente de conservar los alimentos y cuidar la salud.

En DVA reconocemos el importante rol que juegan los conservadores de alimentos, por ello nos especializamos en la producción y distribución de estos y otros aditivos para sus alimentos, como colorantes, saborizantes y lacas. Brinden un valor agregado a sus clientes y mejoren la calidad de sus alimentos utilizando los mejores conservadores para alimentos y bebidas.

Somos una empresa que inició operaciones en 1968 y en la actualidad les brindamos soluciones en las industrias de la salud, nutrición, química, agroquímica y cuidado personal. Actualmente contamos con tres sucursales: Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey con las que atendemos a toda la República Mexicana. Entre los conservadores que distribuimos podemos mencionar el sorbato de potasio, benzoato de sodio, natamicina, nicina, ANTAC, gluconodeltalactona, entre otros.

Pueden descargar sus fichas técnicas desde nuestro sitio web, si tienen dudas sobre los conservadores de alimentos u otros aditivos, pueden comunicarse con nosotros vía telefónica o por correo electrónico a cualquiera de nuestras oficinas o desde el formulario del sitio web. Con gusto uno de nuestros ejecutivos los atenderá y asesorará para que encuentren el conservador ideal para sus productos.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Teclea lo que deseas buscar y presiona Enter