Básicos sobre los concentrados de proteína de soya

 En industria alimentaria en México, proteínas para alimentos, Sin categoría

Una de las proteínas para alimentos que podrán encontrar en el catálogo de DVA es el aislado de proteína de soya. Para que nuestros visitantes conozcan un poco más acerca de este componente, dedicaremos la siguiente publicación en nuestro blog habla sobre el tema.

Al grupo de aislado de proteína de soya pertenecen diferentes tipos de concentrados que se obtienen a través de procesos complejos, que permiten una mejoría en su utilización para la alimentación humana y para alimentos de primeras edades en ganado. En alimentación animal, el aislado de proteína de soya es una fuente alternativa a las proteínas de origen animal, y por lo regular se utilizan como lactoreemplazantes y en piensos de iniciación de terneras y lechones.

Los concentrados de proteína de soya se dividen en dos categorías: concentrados y aislados. Los concentrados presentan un contenido aproximado entre el 52 y el 65% de soya, mientras que los aislados tienen entre el 85 y el 90% de proteína. Estos tienen como finalidad reducir los factores anti nutritivos que se presentan en la soya por ejemplo los oligosacáridos como la rafinosa, la estaquiosa, y las proteínas antigénicas.

Como ya mencionamos, los concentrados de soya se obtienen a través de procesos que se basan en la extracción y en la fermentación para la industria alimentaria en México. En el caso de la extracción, la proteína se obtiene con agua y etanol, lo que reduce el contenido en oligosacáridos y de otros factores antinutritivos, aumentando el contenido de proteínas y energía, con lo que se mejora la digestibilidad de la proteína de soya. Por otro lado, el proceso de obtención de proteína a través de fermentación consiste en la aplicación de enzimas fúngicas bacterianas o una mezcla de ambas a la harina de soya descascarillada.

Con estos procesos, los factores  antinutritivos se convierten en componentes no perjudiciales o benéficos, como ácido láctico. Según el proceso utilizado para obtener el concentrado o aislado de soya, el contenido de la proteína final varía, llegando a alcanzar hasta un 65% en casos de concentrados por extracción, o un 55% en caso de los concentrados por fermentación. Los aislados concentran todavía más la proteína, llegando a alcanzar hasta el 90%, y se obtienen por un tratamiento alcalino y con la precipitación ácida de la proteína.

Les recordamos que en DVA somos proveedores de materias primas de la más alta calidad para la industria alimentaria. Los invitamos a visitar nuestro catálogo para conocer la variedad de opciones que ponemos a su alcance, con gusto los atenderemos.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Teclea lo que deseas buscar y presiona Enter