Agroquimicos

Los agroquímicos son productos que tienen como principal objetivo el preservar o aumentar la fertilidad del suelo, mantener o mejorar el rendimiento de los productos agrícolas y mejorar la calidad de las cosechas, pueden ser sustancias químicas extraídas de ciertos procesos naturales o producidos sintéticamente. Por lo regular son utilizadas para disminuir, controlar o erradicar plagas o cualquier tipo de organismo patógeno de una planta o un cultivo.

agroquimicos

Entre los principales se encuentran los abonos o fertilizantes, como las fitohormonas o fitorreguladores, y las sustancias fitosanitarias, como pueden ser los herbicidas, los insecticidas o los fungicidas. Estos productos químicos han permitido grandes avances en la productividad de la agricultura.

Clasificación general

Estos productos se clasifican de acuerdo con el destino de su aplicación en insecticidas, herbicidas, fertilizantes, fungicidas, acaricidas, fitorreguladores y rodenticidas. Los herbicidas son empleados para eliminar las principales plantas nocivas para las cosechas y se pueden encontrar en varios tipos en función de sus cualidades, como los periodos de aplicación, el grado en el que afecta la planta o el momento en el que se emplean.

Los fungicidas se utilizan para acabar de los hongos y mohos perjudiciales tanto para las plantas como animales. Por lo regular se clasifican en función de los modos de actuación, su composición química o el área de actuación en los cultivos. Los insecticidas son muy importantes para acabar con los insectos que pueden llegar a ser muy perjudiciales, son de gran utilidad para erradicar plagas que destrizan los cultivos a su paso y se clasifican de acuerdo con el nivel de desarrollo en que atacan a las plagas en: los ovicidas, los larvicidas o los adulticidas.

Los acaricidas tienen un funcionamiento similar a los insecticidas, pero en estos casos son empleados para repeler los diferentes tipos de ácaros, como las garrapatas, y también pueden utilizarse en animales. Por su parte, los nematicidas también son un tipo de plaguicida que se utilizan para matar parásitos de las plantas y gusanos del suelo.

En caso de los fertilizantes y los fitorreguladores, son agroquímicos utilizados para mejorar la calidad y el crecimiento de los cultivos; los fertilizantes se tratan de productos que aportan ciertos nutrientes esenciales para las plantas, además de incrementar la calidad de las raíces en el suelo y facilitar el crecimiento y desarrollo de las plantas con una mayor rapidez y mejor calidad.

Por otra parte, los fitorreguladores son comúnmente empleados en los productos encargados de regular el crecimiento de las plantas a través del uso de hormonas vegetales denominadas fitohormonas cuya principal función es estimular o detener el desarrollo de las raíces de las plantas, así como las partes aéreas de éstas.

En general, estos productos químicos están diseñados para tener el mínimo impacto sobre la salud de las personas; sin embargo, si se utilizan en las proporciones inadecuadas pueden provocar intoxicaciones graves, es por ello por lo que antes de ser utilizados en los cultivos deben de tener en cuenta los tipos de químicos que lo componen y la cantidad adecuada en la que pueden ser utilizados. Los agricultores que las aplican no corren el riesgo de sufrir algún tipo de intoxicación si son utilizados de acuerdo con las indicaciones de cada producto. En cuanto a sus efectos en el medio ambiente, al ser aplicadas en exceso pueden provocar daños en el suelo y el agua, por lo que su aplicación se encuentra restringida en ciertos niveles y zonas determinadas sin una adecuada supervisión.

Principales beneficios de los agroquímicos

Este tipo de productos tienen una gran cantidad de beneficios para la industria agrícola, principalmente en los niveles de producción y calidad de los cultivos. Una de las principales ventajas es que los productos pueden asegurar una mayor y mejor producción de productos alimenticios y otros cultivos, por lo que puede reducir la cantidad de escasez de alimentos. Se calcula que sin su uso, la producción mundial de frutas y verduras, forrajes y fibras se reduciría en alrededor de un 40 por ciento, tanto por la cantidad de crecimiento como por el efecto que tienen las plagas.

Otro de sus beneficios es que una mayor producción de cultivos se puede traducir en una reducción de costos para los consumidores finales, tanto porque existe un mayor acceso a los alimentos por parte de la población mundial, como por la reducción en los costos por un aumento en la producción de los alimentos.

Si se tiene un uso seguro y responsable de estos productos, se fomenta la agricultura sustentable, sin necesidad del aumento en la deforestación para tener más suelos cultivables. Los productos para la protección de cultivos permiten el desarrollo de la siembra directa, que reduce la erosión del suelo al mantener los niveles de nutrientes en el suelo.

En DVA contamos con una división especializada en el desarrollo de productos para la industria agrícola que tienen el objetivo de proteger los cultivos. Les ofrecemos a los agricultores y profesionales agrícolas soluciones que se adaptan a sus necesidades especificas para la protección de cultivos que los ayuden a superar los retos que enfrentan cada día en la producción de los alimentos.

Nuestras soluciones integrales cuentan con una amplia oferta con los principales productos de insecticidas, fungicidas y herbicidas de la más alta calidad, con características que cumplen los estándares nacionales e internacionales de seguridad, de formulación y envasado. Somos una empresa que cuenta con más de 50 años de experiencia a nivel internacional y en la actualidad les brindamos soluciones en una gran variedad de industrias como la de salud, nutrición, química y cuidado personal.

En México contamos con tres sucursales en las ciudades más importantes del país: Guadalajara, México y Monterrey desde donde brindamos cobertura para todo el territorio nacional. Les brindamos una amplia gama de agroquímicos. Para más información pueden comunicarse vía telefónica o por correo electrónico a cualquiera de nuestras oficinas o desde el formulario de nuestro sitio web. No olviden seguirnos en nuestras redes sociales y leer nuestro blog para conocer más sobre los productos que ponemos a su disposición.